Work-5

Curabitur nec aliquet

Lo feo y lo amorfo en el cuerpo del infante representando escenarios familiares-maternos, aluden al recuerdo borroso de aquellos espacios que habitamos con anterioridad, violentando la memoria y exaltando la conducta morbosa del tocar y estrujar al sujeto en brazos como símbolo de una realidad paralela a la que se conserva en la memoria. Se trasgrede la perfección de la protección del que cuida para situar a un individuo ingenuo de su pasado, siendo éste un cúmulo de recuerdos negativos e inconclusos en donde la figura del infante se materializa, imperfecta y anómala para exaltar la belleza del hombre, siendo, en fin último, la vida: sublime, trasgredida y con cicatrices.

.